domingo, 13 de junio de 2010



¡Que desastre! Mi cuarto parecía enteramente una leonera. La ropa de ayer tirada en la silla del escritorio, el armario todo patas arriba, la cama deshecha totalmente, el edredón en el suelo, los libros del instituto en mi escritorio, mis zapatillas tiradas una por cada lado ... Y bueno no sigo más porque entonces no tendría tiempo para arreglar mi cuarto mientras me fijo en lo desordenado que está. Antes de nada puse mi mini cadena con un disco de cantantes y grupos ingleses como Craig David, Rihanna, Justin Timberlake, Lady Gaga, Paramore, Linkin Park ... Pero es que me encantan los grupos y cantantes ingleses. Lo puse a un volumen aceptable para que los vecinos no vinieran a quejarse. Primero hice la cama, luego recogí la ropa del armario, después los libros del instituto ... Me llevé arreglando mi cuarto desde las 10:30 de la mañana hasta las 12:30 de la tarde más o menos. Como dije luego me bajé a la cocina y limpié el suelo y luego le di con la fregona hasta dejar el suelo como una patena. Como no sabía a que hora iba a llegar mi madre estuve arreglando la casa un poco sobretodo el salón que es donde más tiempo pasan mis padres. Del salón me pasé al baño que lo dejé como los chorros del oro. Eran las 14:20 cuando terminé de limpiar todo y aún estaba en pijama, subí a mi cuarto y me planté unos vaqueros de pitillo, mis convers negras y mi camiseta celeste de mangas largas en la que ponía "love" en letras grandes y de color rojo. Escuché el motor del coche de mi madre, me dio una voz para que bajase a ayudarla a coger las bolsas de la compra. ¡En efecto!, Rubén se había quitado del medio para no tener que acarrear con las bolsas ... ¡Será flojo! En cuanto vi a mi madre se me iluminó la sonrisa, desde ayer por la tarde n la veía porque ayer estuve en casa de Angy haciendo el trabajo de economía, ¡No veas la de tiempo que nos costó hacerlo!, y claro llegué a las tantas de la noche a casa, cuando llegué solo estaba mi padre despierto porque estaba escribiendo un informe para la empresa donde trabaja. Así que todo fue llegar beberme un zumo e irme a la cama de lo cansada que estaba y como esta mañana me he levantado y no estaba mi madre hasta ahora no la he visto. Me fui corriendo a darle un beso pero mucho antes la saludé gritando a los cuatro vientos desde la ventana de mi habitación. Cogí algunas bolsas y rápidamente las llevé a la cocina porque pensaban mucho. Cuando ya descargamos del coche todas las bolsas nos pusimos a hacer de almorzar.

-¿Dónde estuviste anoche hasta tan tarde? – me preguntó mi madre con aires de preocupación.

-No te preocupes mamá, estaba en casa de Angy haciendo el trabajo de economía que era cojonudo – le expliqué y ya parecía más tranquila.

-¡Ah bueno! Si es por eso

-¿Qué te pensabas qué estaba hacía a esas horas mamá?

-No nada ... – dejo esa respuesta en el aire.

-Mamá te he dicho millones de veces que no tengo novio.

-Si claro, eso es lo que le dices a la pobre de tu madre.

-Bueno el caso que lo tuviera ... ¿Crees de verdad que no te hubieras enterado por las cotillas que tenemos puestas por vecinas?.

-Es verdad hija, esto en vez de un barrio parece el Diario de Patricia.

-Ja, ja, ja – empecé a reírme como loca, mi madre tenía un buen sentido del humor.

1 comentarios:

Aceituna Rellena de Espinacas dijo...

Me gusta :)
Si quieres pasate por el mio http://pinchaenloazul.blogspot.com/

Publicar un comentario